El síndrome de la página en blanco
30 abril, 2019 |

Me encanta escribir, lo hago cada día. A veces lo comparto, y a veces sólo escribo para soñar despierta un rato. Pero a veces aparece frente a mí un fantasma gigante, blanco por supuesto, como en los dibujos animados, con unos ojos gigantes que me dicen: “Calla, hoy no es el día”. Y ahí está: mi hoja en blanco. Siempre impoluta, esperando un pistoletazo de salida, una chispa de inspiración, una frase acabada por donde empezar a tejer una historia. Siempre cierta, pequeña para muchos y para mí seguramente importante. ¿Para qué escribe uno si no es para comunicarse? ¡Para volar, cierto!
Escribo para soñar despierta un rato, porque a veces los sueños se cumplen.
Todos tenemos historias que contar. Me encantaría que me cuentes la tuya, ¿te animas?

Había una vez…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos a mi blog!

Cuando en vez de deambular por instagram tengas ganas de más, vente a mi web que siempre habrá algo nuevo para ti y estaré esperándote, porque estemos donde estemos, estamos hechos de lo mismo y si bien no he inventado nada, probablemente he pasado por donde tu estás ahora, y en ese punto del camino nos encontramos. ¿No es genial?

“Que siempre pese más la ilusión y las ganas que el miedo”
GACHE BOCCAZZI

ESCUCHA MI PODCAST

“Piensa en grande, pon todo tu corazón y ganarás.”
GACHE BOCCAZZI